“Lautaro fue un niño amoroso” (Berta Quintremán Calpán visita nuestra Escuela)

“Berta me saca del tiempo profano, occidental y ralentiza todos mis gestos,con ella vamos en una mezcla donde confluyen lo sagrado con el divertimento del lenguaje.

Mateamos y volvemos a matear, eso significa preparar la hierba en su estilo, calentar el pan (Kofke), el agua y endulzar con miel.
-de reojo miro mis cuadernos de clases-.. nada… me sacan la lengua… devienen en no importantes, porque primero está el habla: “para sanar el corazón hay que sacar lo que le llena” y así transcurre el día, lenguajeando, conversando con ella y los grandotes del 2do. Medio, con ella y los pichicheques del 2do básico, entonces ‘lagmien’ y ‘peukallal’ se transforman en un universo inesperado.

‘Nosotros los Pehuenche soñamos!, ¿sueñan uds. los huincas?’ – dice Berta – la estocada más certera al paradigma imperante.

Berta

Tras el almuerzo me pregunta:

‘¿Cómo se llama la ñañita que cocinó sabroso?’, ‘¿cómo es su nombre?, para saber si ella está ligada o no a la   tierra’.

Por la mañana Berta habló sola, algo merodeaba con el corazón del universo. Por la noche, le hizo guardia a la madre tierra, para que los ‘huincas contumaces’ no siguieran avasallándola.

Berta no tiene apuros, a excepción del apuro del mate… Me mira escribir en la tablet.

Berta, ¿quién fue Lautaro?

‘Un niño amoroso…’

Lautaro fue…

…el viento… le digo…

Lautaro fue el viento, decimos…”.

(Relato de un profesor de la Escuela Francisco Varela)

Documental: “El Velo de Berta”

 

Leave a Reply