Meditación en la Escuela


Hablamos de una escuela de nuevo tipo porque sus preceptos son éticos más que metodológicos, y porque creemos en una escuela que promueva la búsqueda de la felicidad

Prácticas de Meditación Semanal (padres y comunidad)

  • 8:30 hrs. (lunes a viernes) A contar del lunes 14 de marzo de 2016.

*Las prácticas son gratuitas y están abiertas a toda la comunidad de la EFV y personas afines.

Sobre nuestra inspiración budista

En nuestra Escuela no se enseña el Budismo como una creencia o religión, sino como un conjunto de principios y herramientas que nos permiten vivir de forma más consciente y plena. En este sentido buscamos que los niños y niñas comprendan de forma práctica y experiencial cosas como el principio de causa y efecto, la paciencia, la interdependencia, la importancia de la colaboración y la generosidad, la naturaleza cambiante (impermanente) de la vida, y así conocer mejor el mundo que los rodea y su propio mundo interior.

La práctica de meditación en la Escuela

La jornada se inicia a las 8:30, con un espacio de media hora de quietud para que los niños calmen su cuerpo, su mente y su voz. En cada sala hay cojines para realizar actividades y juegos de concentración, respiración, relajación, meditación y yoga, aunque también hay espacios durante el día en que éstas se pueden realizar desde sus propios asientos o al aire libre. También se realizan meditaciones guiadas para los padres de las que pueden participar antes de irse al trabajo.

Las sesiones de práctica suelen ser de breve duración y pueden consistir en meditaciones silenciosas o guiadas o a través de dinámicas y juegos. 

Es común que después de la práctica se dé espacio para compartir las experiencias, emociones, sensaciones y dudas que pudieron surgir.

Si bien hay una práctica formal de la meditación, buscamos además que los niños y niñas desarrollen su concentración y capacidad de reflexión durante las distintas actividades cotidianas incluyendo el ejercicio y la alimentación.

 

Breve introducción a la meditación

Meditar es una palabra de múltiples significados, para nosotros “meditar” quiere decir darnos el espacio para observarnos, familiarizarnos con nosotros mismos, conocernos (cómo opera nuestra mente, cuáles son nuestros estados emocionales) y cultivar estados positivos o constructivos (amor, compasión, alegría, ecuanimidad). En términos escolares, podríamos agregar a esta definición de meditación la oportunidad que nos brinda para desarrollarnos en términos de atención y concentración, percepción del propio cuerpo y la realidad, contactarnos con nuestros órganos sensoriales, vivenciar la calma y quietud como un espacio para ordenar nuestras ideas y posteriormente actuar, entre otras muchas actividades cotidianas que actualmente se realizan en la escuela.

Esto significa que realizar un ejercicio de respiración, hacer una ronda, realizar una relajación guiada, pintar un dibujo o mandala, bailar, tomar fotografías, generar espacios de escucha o reflexión, pueden entenderse como ejercicios de meditación o de aproximación a ella.