Confianza y “ham pa”

Phayul – Septiembre de 2006
por Dhondup Tsering
tibetan family
Todo comenzó con la migración en masa hacia el oeste de los tibetanos durante los años noventa… La comunidad tibetana en el exilio se volvió más desesperada que nunca por tener éxito en un mundo abrumado por el materialismo. Cumplir los deseos personales se hizo más importante que las cosas que no se pueden ver, como la bondad y la humildad. Las personas que poseían tales cualidades espirituales eran despreciadas y ridiculizadas como débiles y fuera de contacto con el ‘mundo real’ tal como lo ven.
A medida que este malestar se extendía en la comunidad tibetana, incluso los padres con mayor educación se escuchaban comúnmente aconsejando a sus hijos o los hijos de sus familiares y conocidos, a actuar con más ham pa en su vida diaria. Esto -explicaban- era la clave del éxito!
Hubo un tiempo, no hace mucho, cuando los tibetanos miraban la palabra ham pa como denotando algo negativo. De pronto, los tibetanos en el exilio comenzaron a equiparar ham pa con la palabra inglesa ‘confidence’ [confianza]. Ellos pensaron que estaban tratando de hacer que sus hijos tuvieran más confianza en sí mismos para que pudieran enfrentar el mundo con la creencia en su propia capacidad. Sin embargo, se equivocaron porque la palabra ‘equivalente’ ham pa se oponía a la confianza genuina.
La confianza es la cualidad de estar seguro de las capacidades de uno mismo o de tener confianza en las personas, en los planes o en el futuro. Ham pa en tibetano tiene básicamente dos significados. Uno es ser codicioso y el otro es tshod ma zin pa, que significa excederse del límite de la capacidad y del conocimiento de uno. Ambos tienen fuertes connotaciones negativas.
Para ahondar en el asunto, el primer significado de ham pa es la codicia. Significa desear algo materialista y no detenerse en nada para obtenerlo. Esto está tan lejos de la confianza genuina como el oeste del este. Ham pa también significa exceder los límites de la capacidad y el conocimiento de uno mismo. Aquí la persona desconoce sus límites físicos y mentales y con frecuencia se aventura más allá de lo que es capaz de hacer. En el proceso, él o ella se involucra constantemente en actos negativos, como mentir y exagerar.
Si decimos ham pa ma shad a alguien en tibetano, le decimos a la persona que no mienta ni exagere. Si decimos que alguien posee una gran cantidad de ham pa, esa persona es, sin duda, ruidosa, poco confiable, y que secretamente es del desagrado de la mayoría de la gente. A pesar de un enfoque tan negativo, puede aparecer como socialmente exitoso y con un largo listado de ex-parejas.
La confianza, por otra parte, tiene una connotación positiva. Una persona con confianza en sí misma cree en su capacidad y él o ella cree en la habilidad, honestidad y lealtad de otras personas también. En cualquier caso, el corazón de la confianza real es la creencia en la propia capacidad y la creencia en las cualidades positivas en otras personas. Si una persona confía en un tema que ha estudiado durante los últimos diez años, simplemente significa que esa persona cree en el conocimiento y la experiencia adquirida durante ese tiempo. No hay nada malo con esta fuerte creencia. De hecho, esto es bueno para el desarrollo del individuo, así como de la comunidad humana en su conjunto.
La confianza puede traer éxito en todos los campos. Es la confianza del individuo que hace a un gran líder y es la confianza en la gente que hace un gran país. Personalmente, siento que la confianza se puede traducir al tibetano como gdeng tshod y yid ches. La primera se refiere al sentido de la creencia del individuo en su propia capacidad y el segundo se refiere a la confianza y la creencia en la bondad o la dignidad de los demás.
*Traducido del inglés. Fuente: http://www.phayul.com/mobile/?page=view&c=4&id=13931
Suscripción

Al suscribirte recibirás un aviso cada vez que publiquemos una nueva entrada en nuestro sitio web.

Leave a Reply